1.- ¿Que es la psicomotricidad? 

Según Berruazo (1995) la psicomotricidad es un enfoque de la intervención educativa o terapéutica cuyo objetivo es el desarrollo de las posibilidades motrices, expresivas y creativas a partir del cuerpo, lo que le lleva a centrar su actividad e interés en el movimiento y el acto, incluyendo todo lo que se deriva de ello: disfunciones, patologías, estimulación, aprendizaje, etc.

La psicomotricidad en los niños se utiliza de manera cotidiana, los niños la aplican corriendo, saltando, jugando con la pelota. Se pueden aplicar diversos juegos orientados a desarrollar la coordinación, el equilibrio y la orientación del niño, mediante estos juegos los niños podrán desarrollar, entre otras áreas, nociones espaciales y de lateralidad como arriba-abajo, derecha-izquierda, delante-atrás. En síntesis, podemos decir que la psicomotricidad considera al movimiento como medio de expresión, de comunicación y de relación del ser humano con los demás, desempeña un papel importante en el desarrollo armónico de la personalidad, puesto que el niño no solo desarrolla sus habilidades motoras; la psicomotricidad le permite integrar las interacciones a nivel de pensamiento, emociones y su socialización.

2.- Importancia y beneficios de la psicomotricidad:

En los primeros años de vida, la Psicomotricidad juega un papel muy importante, porque influye valiosamente en el desarrollo intelectual, afectivo y social del niño favoreciendo la relación con su entorno y tomando en cuenta las diferencias individuales, necesidades e intereses de los niños y las niñas.

A nivel motor, le permitirá al niño dominar su movimiento corporal.

A nivel cognitivo, permite la mejora de la memoria, la atención y concentración y la creatividad del niño.

A nivel social y afectivo, permitirá a los niños conocer y afrontar sus miedos y relacionarse con los demás.

Importancia del trabajo psicomotriz y predeportivo en los niños de edad preescolar (4-7 años) para una óptima especialización deportiva futura

Siempre nos ha preocupado e interesado el saber como se forman los talentos deportivos, cual es el camino para llevar a lo más alto a un niño de una forma prudente, o si están determinados ciertos niños a ser talentos. A pesar de lo complejo que es el tema sobre la deteccón y formacón de talentos deportivos, sabemos que existen una serie de parámetros que nos conducen a un perfil de talento deportivo, estos, pueden
ser:

  • Influencia genética (porcentaje de fibras rápidas o lentas, actividad enzimática muscular, medidas antropométricas ideales para cada deporte, etc.)

  • Maduracón biológica frente a la edad cronológica. Un niño que presenta un desarrollo morfológico destacado para su edad, tendrá más facilidad para soportar cargas de entrenamientos, prevenir lesiones, etc.

  • Carácter del proceso de enseñanza - aprendizaje adquirido por el deportista (influirá mucho el método utilizado por el profesional o educador para enseñar las conductas motrices); por desgracia nuestra
    profesón, está sometida a un alto grado de intrusismo, por personas incompetentes y carentes de unos conocimientos técnicos, fisiológicos, metodológicos, etc. No olvidemos que muchas personas que están trabajando en escuelas deportivas, carecen de las características básicas que describen al profesional, tales como: preparacón específica en un campo, compromiso de actualizacón, delimitacón de un ámbito propio de actuacón, etc.

  • Factores psicológicos: (ansiedad, capacidad de sufrimiento,
    estrés, nerviosismo, personalidad etc.)

  • Entorno del niño: tanto a nivel demográfico (si está
    en el medio rural o en la ciudad, si tiene posibilidades al acceso de unas
    buenas instalaciones, un buen entrenador, atencón médica,
    tiempo libre, etc.), como a nivel familiar (apoyo familiar), escuela (hábitos
    deportivos, etc.) y amigos (apoyo, compañerismo, comunicacón,
    etc.).

3.- Areas de la psicomotricidad

 

                                                      :  

Las áreas de la Psicomotricidad son:

  1. Esquema Corporal
  2. Lateralidad;
  3. Equilibrio;
  4. Espacio;
  5. Tiempo-ritmo;

Esquema Corporal: Es el conocimiento y la relación mental que la persona tiene de su propio cuerpo.

El desarrollo de esta área permite que los niños se identifiquen con su propio cuerpo, que se expresen a través de él, que lo utilicen como medio de contacto, sirviendo como base para el desarrollo de otras áreas y el aprendizaje de nociones como adelante-atrás, adentro-afuera, arriba-abajo ya que están referidas a su propio cuerpo.

Lateralidad: Es el predominio funcional de un lado del cuerpo, determinado por la supremacía de un hemisferio cerebral. Mediante esta área, el niño estará desarrollando las nociones de derecha e izquierda tomando como referencia su propio cuerpo y fortalcerá la ubicación como base para el proceso de lectoescritura. Es importante que el niño defina su lateralidad de manera espontánea y nunca forzada.

Equilibrio: Es considerado como la capacidad de mantener la estabilidad mientras se realizan diversas actividades motrices. Esta área se desarrolla a través de una ordenada relación entre el esquema corporal y el mundo exterior.

Estructuración espacial: Esta área comprende la capacidad que tiene el niño para mantener la constante localización del propio cuerpo, tanto en función de la posición de los objetos en el espacio como para colocar esos objetos en función de su propia posición, comprende también la habilidad para organizar y disponer los elementos en el espacio, en el tiempo o en ambos a la vez. Las dificultades en esta área se pueden expresar a través de la escritura o la confusión entre letras.

Tiempo y Ritmo: Las nociones de tiempo y de ritmo se elaboran a través de movimientos que implican cierto orden temporal, se pueden desarrollar nociones temporales como: rápido, lento; orientación temporal como: antes-después y la estructuración temporal que se relaciona mucho con el espacio, es decir la conciencia de los movimientos, ejemplo: cruzar un espacio al ritmo de una pandereta, según lo indique el sonido.

Motricidad: Está referida al control que el niño es capaz de ejercer sobre su propio cuerpo. La motricidad se divide en gruesa y fina, así tenemos:

a. Motricidad gruesa: Está referida a la coordinación de movimientos amplios, como: rodar, saltar, caminar, correr, bailar, etc.

b. Motricidad fina: Implica movimientos de mayor precisión que son requeridos especialmente en tareas donde se utilizan de manera simultanea el ojo, mano, dedos como por ejemplo: rasgar, cortar, pintar, colorear, enhebrar, escribir, etc)

4.- Movimiento y actividad psíquica:

El término psicomotricidad se divide en dos partes: el motriz y el psiquismo, que constituyen el proceso de desarrollo integral de la persona. La palabra motriz se refiere al movimiento, mientras el psico determina la actividad psíquica en dos fases: el socio afectivo y cognitivo. En otras palabras, lo que se quiere decir es que en la acción del niño se articula toda su afectividad, todos sus deseos, pero también todas sus posibilidades de comunicación y conceptuación.

La teoría de Piaget afirma que la inteligencia se construye a partir de la actividad motriz de los niños. En los primeros años de vida, hasta los siete años aproximadamente, la educación del niño es psicomotriz. Todo, el conocimiento y el aprendizaje, se centra en la acción del niño sobre el medio, los demás y las experiencias, a través de su acción y movimiento.

5.- Estimulación y reeducación:

A través de la psicomotricidad se puede estimular y reeducar los movimientos del niño. La estimulación psicomotriz educacional se dirige a individuos sanos, a través de un trabajo orientado a la actividad motriz y el juego. En la reeducación psicomotriz se trabaja con individuos que presentan alguna discapacidad, trastornos o retrasos en su evolución. Se tratan corporalmente mediante una intervención clínica realizada por un personal especializado.

6.- Principios y metas de la psicomotricidad infantil:

La psicomotricidad, como estimulación a los movimientos del niño, tiene como meta:
- Motivar la capacidad sensitiva a través de las sensaciones y relaciones entre el cuerpo y el exterior (el otro y las cosas).
- Cultivar la capacidad perceptiva a través del conocimiento de los movimientos y de la respuesta corporal.
- Organizar la capacidad de los movimientos representados o expresados a través de signos, símbolos, planos, y de la utilización de objetos reales e imaginarios.
- Hacer con que los niños puedan descubrir y expresar sus capacidades, a través de la acción creativa y la expresión de la emoción.
- Ampliar y valorar la identidad propia y la autoestima dentro de la pluralidad grupal.
- Crear seguridad al expresarse a través de diversas formas como un ser valioso, único e irrepetible.
- Crear una conciencia y un respeto a la presencia y al espacio de los demás.

 7.- Juegos de psicomotricidad:

Las sesiones motoras se basan en el movimiento corporal a través de juegos colectivos. Se  trabaja el control en el movimiento, la coordinación global y segmentaria, el equilibrio, la orientación en el espacio y en el tiempo, la lateralidad...

Previamente hacemos un corro con todo el grupo para explicar la propuesta y organizarnos. Durante la sesión observamos como participa cada niño/a en los diferentes juegos y como se relacionan entre ellos. El tiempo que destinamos a psicomotricidad resulta muy lúdico, con actividades que potencian la cooperación y fomentan la conciencia de grupo.

Según el tipo de actividad las sesiones se pueden realizar en el patio, en el gimnasio o dentro del aula.

 

                                                 Circuitos:

 En los circuitos todo el grupo recorre un trayecto durante el cual los niños/as se van encontrando con diferentes ejercicios. La salida se da de manera progresiva y cuando acaban pueden volver a reiniciarlo varias veces. Para no fomentar el sentido competitivo entre los niños/as los circuitos son circulares, llegan en el mismo orden que han salido y lo vuelven a empezar.

En el gimnasio o en el aula de psicomotricidad se pueden montar circuitos utilizando materiales como módulos de espuma, colchones,... Tipo de ejercicios: arrastrarse dentro de un túnel como una serpiente, a continuación pasar gateando dentro de un gusano, hacer después volteretas adelante y atrás,

 

Un circuito en el patio podría tener los siguientes ejercicios:

  • Una hilera de ruedas andando por encima imaginando que es un puente sobre un río.

  • Una hilera de anillas grandes pasando de una a la otra saltando con los dos pies juntos.

  • Correr haciendo zigzag entre la hilera de los árboles o de algún otro material orientativo, aprovechando los recursos que tenga el mismo patio.

  • Saltar a la pata coja en un espacio determinado.

  • Subir por un extremo de un banco, andar y bajar por el otro extremo.

                         

 Rincones:

Los niños y niñas se organizan por grupos. El número de grupos y de rincones tiene que ser el mismo, porque de manera rotativa cada grupo irá pasando por los diferentes rincones. Tras un tiempo determinado damos el aviso de cambio que hayamos acordado y cada grupo pasa al siguiente rincón que le corresponde.

Los rincones pueden ser de:

  • Pelotas: hacerlas botar, lanzarlas bien, cogerlas bien, encestarlas (en estas edades va muy bien encestar en una papelera),...

  • Cuerdas: pueden ir probando de aprender a saltar a cuerda individualmente o en grupo, pero todavía les cuesta un poco,...

  • Anillas: el juego de acertar anillas de diferentes medidas en un palo con base.

  • Zancos

  • Conchas

  • Bolos

 

                             

 

      

 

Juegos Populares:

 Los juegos de siempre:

  • Jugar a hacer paquetes, muy útil por trabajar las agrupaciones matemáticas.

  • Juego del pañuelo.

  • Seguir el rey, haciendo uno o varios trenes de niños/as que tienen que imitar al maquinista de su tren.

  • Uno, dos, tres... pica pared.

  • La xarranca.

  • Las sillas.

  • Estatuas.

                    

 

                                                

 

                                               

Juegos de Rol:

Los personajes de los juegos de rol pueden cambiar en función de los temas que hayamos tratado últimamente en el aula:

  • Liebres y conejos (cançó 'Conillets a amagar')

  • Lobos y cerditos (cuento 'Los tres cerditos')

  • Soles y lunas (tema que se trabaja en Descubierta del entorno)

  • Tiburones y peces

Previamente nos ponemos de acuerdo sobre los espacios (donde está la casa de la liebre, situamos la madriguera donde los conejos están protegidos,...).

La mecánica del juego es siempre bastante parecida aunque con variaciones. Un ejemplo de como introducir el juego: ''Los grandes osos (dos o más niños que llevan una capa o algún otro distintivo) están durmiendo. Poco a poco se van despertando y se dan cuenta que tienen mucha hambre. Van a buscar peces para comer (el resto de los niños/as)''. En definitiva se trata del juego de siempre de perseguir, atrapar, hacer prisioneros y llevárselos a casa, ir a salvar,...

A menudo los niños/as incorporan en el juego movimientos y sonidos de los animales que representan.

 

  

 

  

 

   8.- Esquema corporal:

Definiciones:

1.- Le Boulch: "El conocimiento inmediato y continuo que

nosotros tenemos de nuestro cuerpo en estado estático o

movimiento, en relación con sus diferentes partes y sobre

todo en relación con el espacio y los objetos que nos

rodean".

2- Coste: "El resultado de la experiencia del cuerpo de la que el

individuo tomo poco a poco conciencia, y la forma de

relacionarse con el medio, con sus propias posibilidades".

3- Legido: "Imagen tridimensional en reposo y en movimiento

que el individuo tiene de los segmentos de su cuerpo".

ETAPAS:

 

􀂉 Según Vayer:

1ª-Hasta los dos años: maternal.

El niño pasa de los primeros reflejos a la marcha y las

primeras coordinaciones.

2ª-De 2 a 5 años: global.

Conocimiento y utilización del cuerpo cada vez más precisa.

Relación con el adulto.

3ª-De 5 a 7 años: transición

Diferenciación y análisis del cuerpo. Independencia de los

brazos. Conocimiento derecha-izquierda.

4ª-De 7 a 11 años: elaboración definitiva del esquema corporal.

Relajación global. Transposición del conocimiento de sí al

conocimiento de los demás.

􀂉 Según Le Boulch:

1ª- Etapa del cuerpo vivido. (Hasta los 3 años).

Todo un comportamiento global. Conquista del esqueleto de su

Yo, a través de la experiencia global y de la relación con el adulto.

2ª- Etapa de discriminación perceptiva. (De 3 a 7 años).

Desarrollo progresivo de la orientación del esquema corporal. Al

final el niño es capaz de dirigir su atención sobre la totalidad de su

cuerpo y sobre cada uno de los segmentos corporales.

3ª- Etapa del cuerpo representado. ( De 7 a 12 años).

Se consigue una independencia ( funcional y segmentaria

global) y autoevaluación de los segmentos. Se tienen medios para

conquistar su propia autonomía.

􀂉 Según Ajuriaguerra:

1ª- Hasta los 3 años.

Nivel del cuerpo vivenciado. No existe diferencia entre lo

afectivo y lo cognitivo. Se dan dos procesos fundamentales para la

maduración del niño: la marcha y el lenguaje.

2ª- De 3 a 7 años.

Nivel de discriminación perceptiva. Tres apartados:

􀂄 Perfeccionamiento de la motricidad global.

􀂄 Evolución de la percepción del propio

cuerpo.

􀂄 Acceso al espacio orientado.

3ª- De 7 a 12 años.

Nivel de la representación mental del propio cuerpo. Evolución

de la inteligencia, interpretación neuroafectiva y estructuración

espacio-temporal.

EDUCACIÓN DEL ESQUEMA CORPORAL

 

El esquema corporal es elaborado a partir de:

􀂄 Conocimiento del propio cuerpo.

􀂄 Desarrollo de las capacidades perceptivomotoras.

􀂄 Desarrollo de la lateralidad

LATERALIDAD

DEFINICIONES:

 

1- Le Boulch: "Es la expresión de un predominio motor

realizado con las partes del cuerpo que integran sus mitades

derecha e izquierda".

2- Reid: "Es la tendencia a utilizar un lado con preferencia del

otro".

ETAPAS:

 

􀂉 Siguiendo a Montalbán:

1ª- 0-2 años. El niño realiza movimientos bilaterales, es decir, lo que

hace con una mano repercute en la otra. Su cuerpo reacciona

globalmente.

2ª- 2-4 años. Va experimentando con una y otra mano, lo que le

permite comparar resultados. Esto es extensible a todo el eje que va

de cabeza a pies (visión, mano y pie de un mismo lado).

3ª- 5-7 años. La noción de derecha e izquierda se tiene, pero con

relación al propio cuerpo. A partir de los ocho años el niño es capaz

de comprenderlos desde el punto de vista de los otros y de los

objetos.

Sin embargo desde el punto de vista docente nos interesa

mucho más esta otra clasificación, pues es eminentemente práctica:

􀂉 Fase de localización. (3-4 años). Mediante algún test se observa

que partes utiliza con preferencia.

􀂉 Fase de fijación. (4-5 años). Una vez localizado el segmento

dominante realizar tareas de potenciación con él, utilizando

todo tipo de materiales para buscar una mayor coordinación del

segmento dominante con el resto del cuerpo.

􀂉 Fase de orientación espacial. (5-7 años). El objetivo es ser

capaz de orientar el cuerpo en el espacio ( conceptos de

derecha e izquierda, adelante-atrás ), tomando como referencia

el propio cuerpo.

􀂉 Fase de maduración. (8-10 años). Una vez fijada la lateralidad,

podemos empezar a trabajar la ambidestría.

TIPOS DE LATERALIDAD:

 

􀂉 DIESTRO: Predominio cerebral izquierdo. La parte derecha del

cuerpo es la que se usa con preferencia.

􀂉 ZURDO: Nos encontramos en el caso totalmente opuesto, ahora

el manejo del cuerpo es el del lado izquierdo, pero el

predominio cerebral es el del lado derecho.

􀂉 DERECHO FALSO: Se da sobre todo en personas que siendo

zurdas se les obligó en su día a utilizar el lado derecho.

􀂉 ZURDO FALSO: Suele ser producto de algún impedimento

temporal de importancia o total. La zurdería es consecuencia de

motivos ajenos al individuo.

􀂉 AMBIDIESTRO: Son casos atípicos, pues se muestran zurdos

para algunas actividades y/o segmentos corporales, siendo

diestros en otros aspectos.

􀂉 LATERALIDAD CRUZADA: Propia de los que presentan un

predominio lateral diestro en unos miembros y zurdos en los

otros.

Una vez vistos aquellos conceptos, tipos y etapas que influyen

en el esquema corporal y por extensión en la lateralidad, vamos a ver

ahora juegos que nos pueden servir para trabajar desde edades

tempranas estos términos tan importantes en nuestra Educación

Física de Base, pudiendo servir, aparte del ámbito de la Educación

Física y Psicomotricidad, en cualquier otro contexto (Educación

Especial, Educación Musical, Educación Social, Pedagogía,...).